Ha llegado a nuestro conocimiento que reparatudeuda está distribuyendo entre sus clientes potenciales una supuesta comparativa realizada por idealista (ver comparativa) entre diferentes entidades dedicadas a tramitar la ley de segunda oportunidad.

En esta comparativa reparatudeuda se refiere a desendeudate con una serie de inexactitudes y errores, voluntarios o involuntarios, que es obligatorio aclarar:

 

1.- La comparación diseñada por reparadeuda indica que desendeudate opera desde 2017.

Hay que aclarar que desendeudate nace en 2017 como el proyecto específico de un despacho de abogados, especializado en insolvencias y creado en 2008.  www.llortabogados.com/la-firma-derecho-mercantil

De hecho, ya mucho antes de que entrara en vigor la ley de segunda oportunidad, desde llort abogados se venía celebrando acuerdos con entidades financieras para refinanciar deudas por avales prestados por administradores sociales a sus empresas.

 

2.- En segundo lugar, reparatudeuda señala que desendeudate solo opera online.

Ello es también radicalmente falso. La dirección de desendeudate es la de misma que la del despacho que ha desarrollado el proyecto, llort abogados.

 

3.- Desendeudate ofrece un servicio con coste variable sin financiación ni costes cerrados

Desendeudate ofrece dos tipos de presupuestos.

Por un lado, un presupuesto cerrado a éxito, es decir, se paga cuando se obtiene la liberación de deuda o se alcanza el convenio con los acreedores.

Por otro lado, un presupuesto ajustado, cerrado y financiado hasta tal punto que se acuerda con el propio deudor la cuota mensual en función de sus ingresos y gastos.

 

4.- No ofrecen datos de casos atendidos

Efectivamente, en desendeudate no ofrecemos datos de casos atendidos; y ello por un motivo bien sencillo, porque tenemos un gran respeto por nuestros clientes y, por ello, nos ponemos a su servicio y guardamos celosamente su intimidad, ni siquiera planteándonos exponerlos en público.

Respecto del volumen de casos gestionados de segunda oportunidad, no creemos que sea indicativo de mayor calidad en la prestación del servicio. Antes bien, al contrario, nosotros no cogemos asuntos indiscriminadamente, sino que seleccionamos el cliente y procedimiento que realmente sea viable, ya sea una dación en pago, la reclamación de una deuda pendiente, procedimiento de segunda oportunidad, concurso de acreedores con convenio, incluso, en ocasiones, por lealtad, recomendamos no hacer nada.

Esta actuación empresarial puede ser mala para el negocio a corto plazo pero, definitivamente ,es muy buena para la reputación de la empresa a largo plazo, apuesta de desendeudate.


5.- No invierte en medios de comunicación

Tampoco entendemos muy bien qué valor añadido puede aportar invertir en medios de comunicación para ser considerado mejor o peor compañía. Aún así, es totalmente incierto. A título de ejemplo:

http://www.lavanguardia.com/monograficos/economia-empresa/la-ley-de-segunda-oportunidad-es-complicada-de-desgranar-pero-esta?esi=true

Es más, el propio despacho matriz ha participado en medios de comunicación y diversas publicaciones, para las que ha sido expresamente consultado.

2011: http://www.expansion.com/agencia/efe/2011/11/24/16729663.html

2011: http://www.europapress.es/economia/legal-00345/noticia-economia-empresas-mas-30-inversores-nueva-rumasa-piden-embargo-bienes-familia-ruiz-mateos-20110922193210.html

2011: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3416439

2013: http://www.llortabogados.com/los-acuerdos-extrajudiciales-de-pagos/

2015: http://www.emprendedores.es/gestion/proceso-concursal

2015: http://franquicias.emprendedores.es/guias-practicas/cerrar-franquicia

 

6.- Señala Reparatudeuda que desendeudate no presta otros servicios adicionales.

Defensa ante demandas interpuestas por acreedores.

Defensa ante imposición de intereses abusivos.

Diseño de estrategias alternativas a la presentación de procedimientos de segunda oportunidad.

Reclamación de derechos hereditarios o legítimas.

Reclamación de pensiones debidas por terceros.

Reclamaciones de devoluciones de préstamos realizados a terceros.

Solicitudes de incremento de mínimos inembargables en supuestos de embargos judiciales.

Establecer con deudor planes de reestructuración de gastos.

Negociación con acreedores de aplazamientos fuera de concurso y de procedimiento de segunda oportunidad, con el fin de minimizar los costes.

Todos estos servicios contribuyen a «desendeudarse» en tanto que suponen o bien una disminución de costes, o bien un aumento de ingresos, o bien una reestructuración financiera.